El bebé de los corazones…un milagro de amor universal

No hay alegría mayor en el hogar de una familia, que el nacimiento de un bebé y cuando el mismo es bendecido con corazones desde la etapa de el embarazo, es un milagro de amor universal. Este es el testimonio de cómo ha sido hasta ahora la senda de Valentino, un sonriente jovencito de apenas seis meses de edad y del cual, con mucho honor, he sido nombrada “abuela de corazón”.

 Cuando Micky recibió la fotografía del primer eco de su embarazo, encontró un hermoso regalo. Claramente, se veía un Corazón formado en la mano  del bebé. Ella, su madre Gilda y su abuela Manuela, todas han compartido lindas vivencias con el espíritu de “el abuelo” (Federico Di Nardo), quien ahora bendecía la llegada del bisnieto.

 Semanas después del nacimiento de Valentino, la abuela Gilda revisaba unos papeles y al ver la hoja donde colocan las huellas de los pies del bebé, se encontró con un regalito; un corazón formado entre las marcas de los deditos.

Cuando Valentino, como le sucede a todos los bebés, pierde la piel, en la misma manito donde tuvo el corazón en el eco, los pellejitos forman un corazón.

Posteriormente, una marca rosáceas forma un corazón en la piel de la mano y allí permanece hasta la fecha.  

Unos días mas tarde, Gilda coloca a Valentino a dormir. Sin embargo, se queda inquieta por que el se había colocado en una posición que a ella le asustaba de que no pudiera respirar bien. Revisa la camarita y ve que el abuelo le envía una señal de que todo esta bien. La camisa de Valentino era de animalitos del bosque, sin embargo en la pantalla se ve de corazones.

 

Otro día, dándole leche al gordito, aparece el reflejo del sol en la habitación y forma este bello corazón.

 

 

 

Acá, Gilda pasea por el parque y en un banco deja colocado el morral y en el efecto de distancia, al tomar una foto, se refleja como un corazón blanco.

 

En la cabeza de Valentino, en el medio del cabello, se nota la figura de un perfecto corazón.

Con solo los nueve meses de formación y seis meses de vida terrenal, ya Valentino tiene una hermosa colección de corazones recibidos de su bisabuelo. Es una linda senda comenzada originalmente por su madre Micaela, su abuela Gilda y su bisabuela Manuela. Pueden leer su testimonio en la página 99 del libro Corazonismo.

El amor es un sentimiento que origina milagros, tanto en la tierra como desde el más allá. Bendecido has sido y lo seguirás siendo, mi querido Valentino!

María Rosario Rowan

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: