Mensajes del Más Allá …compartiendo un café…

En  los últimos años, desde que me dedico a dar apoyo a los que han perdido a un ser querido, cada vez que visito  Venezuela, he tenido la inquietud de buscar como poder conversar personalmente, con los que me escriben y hasta ahora no había encontrado solución, al no disponer de un espacio propio para ello.

Usualmente, cuando voy a mi país,  me hospedo en casa de algún familiar, y aunque me ofrecen que reciba en sus casas, a quien yo quiera, he preferido no hacerlo. Me gusta respetar los espacios de cada quién.

DSCN2795El Taller del Amor, me da la oportunidad de conocer a muchas personas  y explicarle mis ideas acerca del tema de contacto con los espíritus, sin embargo, usualmente no me brinda la facilidad de dedicar tiempo individual a cada uno de los participantes.  En este ultimo viaje, le pedí a los Ángeles y a mis amigos invisibles que me ayudaran a resolver el problema de espacio físico. 

 En Mayo 2013, cuando me faltaba solo un día para finalizar mi estadía en Caracas, tenia a varias personas a las cuales había ofrecido ver y no sabia, dónde y cómo hacerlo.  No me gusta quebrantar promesas.

 La solución surgió de una forma sencilla e imprevista.  Mi sobrina Karla me comentó:  <voy al CCCT a hacer una diligencia. Deseas que te lleve allí y citas a las personas en algún lugar del centro comercial? >

 Aunque al comienzo me hizo dudar el posible ruido  tradicional de los centros comerciales, todo resultó excelente. 

 Permanecí toda la tarde en una mesita retirada de un pequeño y muy buen restaurante.  Las personas venían, se sentaban, tomaban un café, conversaban y cuando llegaban las próximas en agenda, pagaban su cuenta al mesonero y se marchaban, dejando espacio libre para los siguientes.

 Fue divertido, eficiente y entretenido….y lo mas sorprendente, inclusive para mi, a pesar del ruido, de las personas alrededor, música, movimiento de mesoneros, etc.; los espíritus asistieron y dieron sus mensajes cual si fuera natural que lo hicieran en un lugar publico.

 Conclusión: cuando realmente deseamos hacer algo, no hay excusas. Ya se que para mis próximas visitas a Venezuela, solo requiero una mesita en un café y allí, puedo conversar con las personas de acá  y los del más allá también. 

 Con bendiciones de corazón,

 María Rosario Rowan

Anuncios

Comments

  1. Luis Guillermo Gomez says:

    Vivimos momentos mágicos, demos gracias al Padre por permitirnos ser testigos de hermosas experiencias como las que a través de Ud podemos ser parte. Estos tiempos son extraordinariamente maravillosos, el mundo espiritual a traves de nuestros amigos en Luz se hacen cada vez más presente en nuestra vida diaria.
    Un abrazo en Luz,

    Me gusta

  2. Los seres Maravillosos siempre estan rodeados de experiencias maravillosas ni mas ni menos, ojala y cuando regreses pueda contar con la maravillosa experiencia de conocerte. un abrazo muy fuerte. Saludos. Corina.

    Me gusta

    • Estimada Corina
      Gracias por Los dos comentarios. Espero puedaa encontrar Los libros y que ellos te ayuden a encontrar las respuestas que buscas. Sera un placer conocerte cuando visits Venezuela y comentar sobre las experiencias con el Otro Plano. Con bendiciones

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: