El Perdón

dos ninitos abrazadosEl Amor es lo más importante en la vida terrenal, lo dijo mi Ángel, lo dicen mis  amigos invisibles, lo dijo Jesús, Buda, y creo que se pueden contar en millares las personas que ya han dicho esa frase anteriormente.  No he dicho nada nuevo en ese aspecto.  Hoy no voy a hablarles del Amor, sino de la base que necesitamos para vivirlo en su perfección: el Perdón.

Muchos se preguntan ¿Qué tiene que ver el perdón con el Amor? ¿Por qué tengo que perdonar las cosas que me hacen o hago para poder amar o ser amado?  Les recuerdo que cuando menciono Amor no estoy hablando del  sentimiento entre parejas, sino de la unión incondicional de un ser humano con el resto de la humanidad.  Es Amor como estabilidad espiritual, ese que hace que  cada día   sonría, sin motivos aparente,  porque el alma siente que la vida tiene un sentido y se cumple a cabalidad.

Piense en un momento en las posibles situaciones que describo a continuación:

ü  Una persona se   muda de casa.  La persona limpia bien cada mueble y cada objeto antes de embalarlo para llevarlo a su nuevo hogar.  Desecha todo lo que está viejo y deteriorado.

ü  Una persona cambia de lugar de empleo.  Hará lo mismo que con la casa, limpia sus objetos personales para llevarlos en buen estado y bota lo que está viejo o imperfecto.

ü  Una persona se divorcia.  Normalmente cambia la decoración, el estilo de peinado, y la ropa que usa. Cambia lo viejo por nuevo.

Estos son solo algunos ejemplos de situaciones en los cuales una persona hace limpieza y desecha objetos y/o aptitudes.  Es igual con el espíritu, el vive experiencias donde hace falta aligerarle su carga.

El espíritu renace en cada vida terrenal, y el trae molestias en el subconsciente.  Son las fallas cometidas en vidas anteriores, y cada una de ellas es algo que ha infringido las leyes del universo.  A veces,  nos han afectado a nosotros, en otras ocasiones  a otras personas.  En una forma u otra es algo que hay que perdonar para poder limpiar el equipaje que traemos a este plano.  Por supuesto, que no es fácil saber exactamente que hay en esa carpeta mental, pero se puede orar para  perdonar y olvidar lo que haya sido o sucedido en las vidas terrenales pasadas.

practiquemos el perdonHablando de la vida actual, la que vivimos en este momento, en la cual cada día hay piedras, de diferentes tamaños,  en el camino.  Las recogemos y colocamos en nuestro equipaje de la  experiencia existencial.  Sucesos que a veces ni si quiera nos percatamos de  que los hemos vivido, sin embargo, dejan marca en el espíritu, las vamos guardando y sintiendo la pesadez del equipaje.  Hay personas que dicen frecuentemente: <hoy no quería  dejar la cama, tenia una pesadez> <Tengo un mal humor y no se porque> <Peleé con todos en casa u oficina y no había motivo> <Me está saliendo todo mal y ni idea que pasa>.  Por supuesto, a veces hay motivos específicos que generan estos comentarios, pero cuando no hay causa justificada, lo más probable es que nuestro espíritu esté sin fuerzas, ahogado de tantas cosas que le hemos adosado.  Cada falla nuestra o de otros, que debiera haber  sido perdonado y superado y hemos preferido archivar dentro de nosotros.

En la biblia, hay muchos ejemplos de cómo Jesús y sus apóstoles nos piden que apliquemos el perdón.  En la famosa oración del “Padre Nuestro” dice: <perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden…..>

palabra perdon¿Que quiso decir Jesús con esa frase? Cada religión lo explicará a su manera, pero yo no soy una persona que represente a ninguna religión en particular, aunque amo a Dios  y me encantan algunas palabras de Jesús y sus apóstoles en el Nuevo Testamento.  Para mí, el ofrecía en esa simple frase, que si sabemos perdonar, Dios  perdonará a nosotros nuestras fallas, que si sabemos perdonar a otros, los demás también nos perdonaran a nosotros.  Es la Ley de causa y efecto.  Da Amor y Perdón y recibirás Amor y Perdón.

Las amarguras, los rencores y los resentimientos son sentimientos negativos que opacan el alma, enturbian el espíritu y  llevan a la infelicidad. Debemos entrenar la mente y espíritu para poder dejar pasar las cosas que antes nos enredaban en sensaciones turbias.   Para mi, el practicar perdón asiduamente, a nosotros y a los demás, nos hace compasivos, ligeros, amables, amigables y por ende, nos llevará a dar mas sonrisas, a tener un aura  clara y a que los demás nos traten mejor por que sentirán que tenemos el corazón abierto y disponible para dar y recibir Amor.

Perdonar no significa volvernos tontos; si alguien nos ha ofendido, debemos repetirnos varias veces que lo perdonamos, hasta que saquemos esa negatividad de nuestra mente, sin embargo, no necesitamos nuevamente ser amigos de esa persona.  Simplemente perdonar sus fallas y desearle felicidad en su camino, distante del nuestro.  Igual con parejas sentimentales, perdonar sus fallas no significa que nos reconciliemos con ellos.  Si no nos han hecho feliz, el perdonarle sus fallas no va a cambiar la relación.  Solo va a limpiar nuestra alma de negatividad.

Le recomiendo  comenzar por tomar unos minutos diariamente y pedir perdón por las fallas en vidas anteriores.  Cuando sienta que lo ha hecho lo suficiente, pida perdón por las cosas que recuerda que ha hecho en esta vida.  Peleas con amiguitos del colegio en la infancia, discusiones con amigos de la adolescencia, noviazgos terminados en mala forma, cualquier cosa que le venga a la mente que sepa que no estuvo bien, pasando por todas las etapas de su vida.  Practíquelo varios días hasta que ya no recuerde más errores cometidos, inclusive pida perdón por los errores que no recuerde.  Entonces, pase a perdonar a los demás, recuerde a los que le han  causado sentimientos negativos y envíeles mensajes mentales de perdón, de amistad.  Deséeles éxito y armonía en sus vidas.  Imagínese que todos los sentimientos negativos que esa persona le inspiró salen de su mente y se disipan en el espacio.

el perdon es una expresion de amor fraseEn el Oriente, sobre todo en las religiones Budistas, creen que el rencor genera mal karma.  ¿Por qué arriesgarnos a tenerlo, si con algo de paciencia podemos aprender a ser más compasivos?   Le recomiendo que practique estos ejercicios del perdón y luego, trate  diariamente de revisar que no guarde sentimientos negativos en su equipaje mental.  Limpie su espíritu todos los días.  En poco tiempo, le aseguro que sonreirá más, y  las personas a su alrededor le dirán: <tienes algo diferente>  Será el reflejo de un alma  clara y positiva.  Libre de cargas de rencores y resentimientos.  Llene su alma solo de Amor y Perdón.

María Rosario Rowan

Siéntase libre de compartir nuestros artículos, pero por favor hágalo citando el nombre del autor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: