!No hay celulares en el cielo…!

Hace poco más de un año, mi vida era tranquila, al estilo en que se vive en las pequeñas ciudades del estado de New York,  Estados Unidos.  Me sobraba tanto el tiempo, que conseguí  un empleo que me permitiera distraerme unas horas en las mañanas.  El Reiki y la meditación, que es lo que realmente me gustaba hacer, lo practicaba en las noches y algunos fines de semana.  En el tiempo donde usualmente, las personas de los alrededores podían asistir.

cqsCuando Betsa partió de la tierra y reapareció en el espíritu, mi vida cambió inesperadamente. Después de que escribiéramos el libro Corazones que Susurran desde el Otro Lado, comenzaron a llegar los emailes y mensajes de las personas que necesitaban saber de sus seres queridos.   Así mismo, mensajes de personas enfermas, que encontraban la esperanza de saber que al partir de la tierra,  van a un lugar hermoso.  No tuve tiempo de organizarme para adaptar el horario a las nuevas actividades.  Al comienzo, eran pocos y en algunas semanas, se lograba la comunicación.  La lista fue creciendo, creciendo y creciendo, más de lo esperado, y a cada mes que pasa, el incremento es mayor.

Actualmente, se que hay muchas personas  esperando y no me queda, sino pedirles que tengan un poco de paciencia, no he borrado ningún nombre de la lista que he ido haciendo con los que me escriben, a todos los tengo en orden y poco a poco, espero poder ir contactando a sus familiares y amigos.  Cada contacto requiere tiempo, tranquilidad y dedicación.  No es tan sencillo como tomar un celular y marcar un número telefónico.  Aun no hay celulares en el otro plano.  Las comunicaciones, de la manera en que yo las hago,  pueden a veces tardar días, semanas, meses.

Algunos amigos y/o conocidos me han recomendado dar mensajes globales, a públicos congregados para el efecto.  Aunque respeto a los médium que lo hacen, no me atrae la idea.  Me gusta mi labor de hormiguita, de día a día, sencilla y directa, no rebuscada pero personal, contacto de persona a persona, y entre ellos y yo, la voz de su ser querido.  La paciencia da premios y aquellos que la tengan, podrán tener la fe y la confianza de lograr la comunicación con su ser querido.  Mis guías espirituales, (sin compararme con ellos, solo como informacion) predilectos son de la India, y ellos hacen esperar, a veces hasta años, a cualquier discípulo que les solicite algo. Lo que mas premian es la fe y la constancia de la persona. En los asuntos espirituales no hay tiempo.

En algunos casos,  la familia está tan concentrada en pedir el mensaje de su ser querido, que  se aligera el contacto, por que el espíritu viene sin ser llamado por mi.  Es como decir en criollo, el espíritu se colea a la lista y salta al primer lugar.

Me alegro por los que a través de mi guía y con la ayuda de los ángeles,  ya recibieron un mensaje o un corazón.  Para mí, la satisfacción de esas personas es parte de mi alegría diaria.  A los que esperan, lo serán en mi futuro.  Solo les pido un poco de paciencia, fe y confianza.  Esos son los requisitos para lograr la comunicación.  Poco a poco, adaptándome al nuevo horario y a las nuevas actividades, iré cumpliéndole a cada familia. Con amor todo se logra, y con la ayuda de los Ángeles, pronto estaremos aligerando la comunicación, tal cual si hubiera celulares directos al otro plano.

Maria Rosario Rowancielo espectacular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: